La bonanza en los precios del petróleo y el incremento en la producción de crudo estatal dejó al país ingresos extraordinarios por US$100 millones durante el primer trimestre del presente año, según el informe del primer aniversario de la petrolera pública Petroecuador.

Esos ingresos adicionales se generaron porque ambas empresas públicas, Petroamazonas y Petroecuador, produjeron 1,19 millones de barriles de crudo adicionales a lo programado entre enero y marzo pasados. El dinero entrará al Ministerio de Finanzas, que dispondrá de su uso.

De acuerdo con esas estadísticas, las expectativas de extracción y producción se cumplieron casi en el 10% sobre lo esperado porque la intención era conseguir un promedio de 137.934 barriles y se obtuvieron 150.609 barriles.

Tal incremento, sin embargo, no solo proviene de los pozos operados por esas compañías sino de los campos antes administrados por empresas privadas que con el proceso de renegociación de los contratos desistieron de continuar con la operación por esas áreas, comentó Mauricio Pozo, exministro de Finanzas.

Marco Calvopiña, gerente de Petroecuador, recordó durante el discurso de aniversario de la estatal que con la renegociación de los contratos petroleros se asignó a la empresa la operación de los bloques 1, 3, 11 y el campo marginal Pucuna.

En esas áreas estuvieron Canada Grande (Corea de Sur), EDC (EE.UU.), CNPC (China) y el consorcio Suelopetrol, respectivamente. EDC, no obstante, producía gas natural que su subsidiaria Machala Power utilizaba para generación eléctrica.

Debido al aumento de la producción, el transporte del crudo por el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) también subió en el 3,4% frente a la meta estimada.

A ese despunte de producción se sumó otro factor que ayudó a mejorar los ingresos fiscales: el precio del barril de crudo, que en el primer trimestre del año registró un precio promedio de US$89,59 para el crudo Oriente y de US$86,17 para el Napo. Entonces, Petroecuador aún no se beneficiaba de los premios al petróleo, que desde el 1 de abril sobrepasaron al crudo marcador (WTI).

Los diferenciales, descuentos o castigos para ambos tipos de crudo nacional promediaron: US$4,47 para el crudo Oriente y US$7,88 para el Napo.

Entre tanto, para fines de 2011, para la producción de crudo se calculó un aumento en 2.247 barriles diarios del campo petrolero Pucuna, en donde se perforarán cuatro pozos de desarrollo adicionales a los 56 ya aprobados.