Estocolmo. La venta de armas de los 100 principales fabricantes del mundo creció un 8% en el 2009, ajustada por las fluctuaciones de moneda, hasta US$401.000 millones, un resultado que desafía la crisis mundial, dijo este lunes el Stockholm International Peace Research Institute (Sipri).

Esta es la cifra de ventas más alta desde que este organismo, que lleva a cabo investigaciones independientes sobre seguridad internacional, armamento y desarme, comenzó sus estudios anuales en el 2002.

"Pese a continuar la recesión económica mundial en el 2009, la venta total de armas de las mayores compañías productoras de armas se incrementó en US$14.800 millones desde el 2008", dijo Sipri en un comunicado.

De las firmas estudiadas, 78 tenían su sede en Estados Unidos y Europa Occidental, generando un 92% de las ventas.

La firma estadounidense Lockheed Martin, que el 2010 fue la segunda del ránking, desplazó a BAE Systems del primer puesto, dijo SIPRI, dejando al grupo británico en el puesto número dos.

La estadounidense Boeing mantuvo el tercer puesto, seguida de Northrop Grumman y General Dynamics, también de Estados Unidos.

Susan Jackson, experta en armas en el instituto, dijo que la tasa de crecimiento en las ventas se ha acelerado firmemente desde el 2005, cuando era del 2%.

"No pensamos que la industria de armas sienta el impacto inmediato de la crisis económica", dijo, señalando las entregas y contratos a largo plazo con los gobiernos.

"Los principales productores no van a ver necesariamente el impacto en el próximo año o dos", agregó.

Las ventas de armas de las 100 principales firmas crecieron un 59% en el período 2002-2009, dijo Sipri. Añadió que en junio del año pasado ese gasto militar global creció a un récord de US$1,5 billones en el 2009.