Santiago. Tras un complicado 2009 marcado por la crisis económica, la industria tecnológica chilena no tuvo muchos motivos para sonreír. Salvo el área de servicios tecnológicos, el resto del sector sufrió con el complicado escenario mundial. Pero no todo son malas noticias, ya que para el 2010 se esperan mejores resultados para el sector.

Con un crecimiento del 6%, el área de servicios tecnológicos fue la única que resistió la crisis económica del año pasado, según el Indicador de la Actividad TI, dado a conocer por la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI) y elaborado por IDC. El ítem servicios generó ingresos por $ 216 mil millones (CLP), constituyendo el 28% de las ventas totales de la industria tecnológica en 2009.

“El crecimiento del sector servicios es uno de los principales indicadores de la madurez que está alcanzando el mercado tecnológico chileno, donde la tercerización está adquiriendo cada vez mayor preponderancia”, explicó el presidente de ACTI, Miguel Pérez, quien señaló que “éste es uno de los objetivos de nuestra Asociación, ya que nos permite generar una oferta de mayor valor agregado y mayores desafíos para las empresas chilenas, que ya están comenzando a generar una industria TI de clase mundial”.

Durante 2009, el sector tecnológico generó ventas por $1,514 billones (CLP), lo que implica un decrecimiento del -1% respecto al año anterior, cuando la facturación alcanzó $1,526 billones (CLP). Esta caída estuvo impulsada por las ventas de hardware que cayeron un -4% con ingresos por $816 mil millones (CLP), pese a lo que el área de hardware se mantiene como la principal componente de las ventas de la industria, concentrando el 58% de ellas.

En tanto, software no tuvo variaciones respecto a 2008, generando una facturación de $215 mil millones (CLP) y concentrando el 14% de la torta de las ventas tecnológicas de 2009.

“2009 fue un año marcado por la cautela en las inversiones, donde sólo se desarrollaron proyectos estratégicos”, explicó Pérez, comentando además que esta tendencia se advirtió también a nivel de consumo final, factor que afectó las ventas de hardware, donde los equipos ultraportables aumentaron su presencia en el mercado. Así, respecto a 2008, las ventas de desktop bajaron un -13%, con 456.987 unidades, y las de notebooks bajaron un -6%, con 641.445 unidades, pero en términos de netbooks, en 2009 se vendieron 13 veces más unidades que en 2008, completando 270.459 ultraportables nuevos.

El análisis indica que 2010 será un año de recuperación moderada, donde la industria tecnológica podría verse beneficiada por nuevos proyectos a raíz del proceso de reconstrucción que vive el país. Se espera que las ventas este año aumenten un 2%, impulsada nuevamente por el sector servicios.

Cristina Rivas, Research Manager para IDC Cono Sur, confirma que el 2009 fue un año difícil, debido a que el sector del software y hardware no registró grandes proyectos y hubo una escasa renovación. Sin embargo, el sector servicios tuvo un impulso gracias a la tercerización.

Proyección para la región. La consultora IDC también reveló sus estimaciones para el crecimiento de la inversión TI para los próximos años. Su estimación es la siguiente:

2010

2011

América Latina

11,00%

7,40%

Argentina

3,50%

8,50%

Brasil

18,80%

8,40%

Chile

9,80%

5,20%

Colombia

16,90%

7,20%

Perú

14,80%

2,20%

Según IDC, el consumo masivo viene impulsando la dinámica de las TI en la región. Además asegura que las nuevas condiciones permiten un optimismo generalizado en la región.

Rivas indica que el acceso al crédito al consumo ha mejorado en los diferentes escenarios. Asimismo, los gobiernos y la empresa privada están reactivando sus proyectos más allá del punto de vista estratégico. Aun así, advierte que la cultura de austeridad, reducción de costos y optimización llegó para quedarse.