Una leve alza a nivel mundial tuvo el consumo de snacks entre 2013 y 2014, cuyas ventas sumaron US$347.000 millones, siendo las regiones en desarrollo donde más aumentó el consumo.

Si bien Europa (US$167.000 millones) y Norteamérica (US$124.000 millones) suman la mayor cantidad de ventas de snacks en todo el mundo, las ventas anuales están creciendo más rápido en las grandes regiones en desarrollo. Asia Pacífico sumó US$46.000 millones y Latinoamérica US$30.000 millones, lo que implica un incremento de 4% y 9% respectivamente.

La Encuesta Global de Nielsen sobre el Consumo de Snacks entrevistó a más de 30.000 consumidores online en 60 países para identificar cuáles son los snacks más populares alrededor del mundo y cuáles atributos de salud, sabor y textura son los más importantes al momento de hacer la selección.

Las razones para comprar snack, en más de tres cuartas partes de los encuestados globales (76%), responden a satisfacer su hambre entre comidas o bien por antojo y 45% de los encuestados las consume como una alternativa a la comida, 52% para desayuno, 43% para almuerzo y 40% para cena.

Los latinoamericanos dicen consumirlos por placer (56%), para satisfacer un antojo (37%), para compartir en reuniones familiares o con amigos (33%), como premio (32%), por nutrición (29%) y para satisfacer el hambre entre comidas (28%).

De acuerdo al estudio de Nielsen, los encuestados globales dicen que la fruta fresca (18%) es el alimento que elegirían en primer lugar de una lista de 47 opciones diferentes de snacks, seguida por los chocolates (15%). Ambas categorías duplicaron y en algunos casos triplicaron a otras opciones como yogurt (6%), pan / sándwich (6%), queso (5%), papas fritas/frituras (5%), vegetales (5%) y helado (4%).

5011

Respecto a los comportamientos de consumo, pensando en un periodo de 30 días, los encuestados globales dijeron haber consumido una gran variedad de snacks, incluyendo chocolates (64%), fruta fresca (62%), verduras (52%), galletas (51%), pan / sándwich (50%) y yogurt (50 %). Más de 4 de cada 10 encuestados comieron queso (46%), papas fritas (44%) y frutas secas/semillas (41%). Un tercio consumió chicle (33%) y helado (33%), mientras que poco más de una cuarta parte buscó palomitas de maíz (29%), galletas/pan crujiente (28%) y cereales fuera del horario de comida (27%).

En Latinoamérica sólo 2% de los encuestados indicó no haber consumido ningún tipo de snacks en los últimos 30 días. Del resto, los principales snacks que reportaron haber consumido fueron: yogur, queso, chocolate, helado, fruta fresca, pan o sándwich, vegetales, palomitas de maíz, galletas o panecillos salados y dulces, papas fritas o frituras y gelatina.

5012

Respecto a los aportes nutricionales, los latinoamericanos se inclinan más por los snacks que son totalmente naturales (64%), elaborados con sabores naturales (59%), altos en fibra (58%), bajos en sal o sodio (52%), altos en proteína (51%), bajos en grasa (50%), sin o bajos en azúcar (49%), que no hayan sido genéticamente modificados (49%).

En la región, los atributos de sabor y textura más apreciados son: sabroso (74 %), freso (71 %) y jugoso (53 %).