El fabricante de bienes de consumo Unilever reportó este jueves unas ventas mejores que las previstas en el tercer trimestre, pero dijo que la debilidad de los mercados a nivel mundial continuó pesando sobre su desempeño.

"Seguimos viendo unos mercados globales débiles sin ninguna señal inmediata de recibir ayuda de una economía mundial mejorada", dijo el presidente ejecutivo de Unilever, Paul Polman, en un comunicado.

El fabricante anglo-holandés de la sopa Knorr, el té Lipton y el jabón Dove dijo que las ventas subyacentes crecieron un 5,7% en el tercer trimestre.

Los analistas, en promedio, esperaban un alza de un 3,9%, según un consenso elaborado por la empresa.

Para el resto del año, Unilever dijo que espera que las ventas subyacentes se ubiquen en el extremo superior del rango de un 2 a un 4 por ciento. También espera una mejora constante en el margen operativo de su negocio principal y un fuerte flujo de caja.