Sao Paulo. Las ventas de automóviles, vehículos comerciales livianos, camiones y autobuses en Brasil subieron un 4,7% en junio de este año respecto a mayo, reflejando una sólida demanda de bienes duraderos gracias al crédito, dijo este jueves la asociación nacional de concesionarias Fenabrave.

La entidad dijo que en junio fueron comercializadas 262.780 unidades. La cifra no incluye motocicletas.

Aún así, las ventas de autos cayeron un 12,4% interanual en junio de 2010, lo que remarca la reducción en la demanda por vehículos nuevos tras al fin de las exenciones impositivas del Gobierno.

La Fenabrave, con sede en Sao Paulo, también redujo su estimación para la venta de automóviles, incluyendo motocicletas, para este año a 5,12 millones desde 5,15 millones de unidades.

Sin embargo, eso representa un alza del 7,8% ante el récord de 4,75 millones de unidades vendidas en el 2009.

Mercado brasileño atractivo. Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, es un importante mercado para la italiana Fiat SpA, la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors Co y Ford Motor Co.

Fiat vendió 60.167 unidades en junio, más que cualquier otro fabricante en Brasil.

Volkswagen se ubicó en segundo lugar, con 51.965 vehículos vendidos en junio, mientras que General Motors ocupó el tercer lugar, con 49.049 unidades.

Ford se quedó con el cuarto lugar al vender 24.441 unidades en el mismo período.

En los seis primeros meses del año, las ventas de vehículos en Brasil, excluyendo a las motocicletas, subieron un 9%, a 1,58 millones de unidades, dijo Fenabrave.