Berlín. El gigante automotriz alemán Volkswagen señaló este martes que sus ventas de autos de pasajeros aumentaron 5,3%o en los primeros cuatro meses de este año, gracias a la firme demanda de China y América del Norte.

La empresa con sede en Wolfsburgo vendió 1,91 millones de vehículos de pasajeros de enero a abril en todo el mundo, en comparación con la venta de 1,81 millones de carros durante el mismo periodo del año pasado.

En el periodo de referencia, la entrega en China registró un aumento interanual de 20% hasta 783.900 vehículos, mientras en la región de Norteamérica, las entregas de coches de Volkswagen se situaron en 196.200 unidades, una subida de 4,4%.

"Los acontecimientos en los mercados mundiales siguen siendo mixtos y la situación en Europa en particular es muy desafiante. Los automóviles de pasajeros de Volkswagen no son inmunes a esta tendencia", señaló Christian Klingler, miembro del Consejo de Ventas y Mercadotecnia del Grupo Volkswagen.

"Sin embargo, en general, la marca registró un incremento modesto en las entregas mundiales como resultado de su convincente gama de modelos. Las señales de China, donde Volkswagen ha estado vendiendo con éxito automóviles durante los últimos 30 años, siguen siendo positivas", dijo Kingler.

China se ha convertido en el mercado más grande para Volkswagen. Entre todos sus autos de pasajeros entregados en la región de Asia-Pacífico durante los primeros cuatro meses de 2013, 91,7% fue vendido en China.

No obstante, durante el mismo periodo, las ventas en el mercado europeo cayeron 7,5% interanual hasta 545.300 vehículos. También hubo una tendencia a la baja en el mercado nacional de Alemania, donde los clientes tomaron posesión de 180.500 nuevos vehículos, 10,9% menos que en el año previo.

En la región de Sudámerica, las entregas de Volkswagen de enero a abril disminuyeron 4,5% a 235.200 unidades, de las cuales 175.600 fueron entregadas en Brasil, 2,9% menos que en 2012.