Chicago. McDonald's incumplió este viernes las expectativas del mercado con sus ventas globales comparables de agosto, que se vieron golpeados por el mal rendimiento en Japón y una pausa en el lanzamiento en Estados Unidos.

La mayor cadena de restaurantes de comida rápida del mundo dijo que sus ventas comparables globales subieron un 3,5% en agosto lideradas por el impulso de Estados Unidos, su segundo mayor mercado por ingresos.

Analistas consultados por Thomson Reuters esperaban un aumento del 4,3%.

Las ventas comparables -es decir, de tiendas con al menos 13 meses en operación- subieron un 3,9% en Estados Unidos y un 2,7% en Europa, su mayor mercado.

En la región Asia/Pacífico, Oriente Medio y Africa, la firma reportó una caída de las ventas de un 0,3%.

Las ventas en Asia se han visto presionadas por una acentuada caída en Japón, donde los consumidores todavía están lidiando con las consecuencias del terremoto y tsunami de marzo.

Las acciones de McDonald's Corp caían más de un 4% tras la apertura de Wall Street.

Estrategia. Para fortalecer sus ventas, McDonald's ha introducido nuevos productos, como desayunos con avena y bebidas como batidos de frutas.

En agosto del 2010, la demanda de batidos ayudó a materializar un alza en las ventas del 4,6%.

El analista de Morningstar R.J. Hottovy dijo que la empresa de todas maneras está teniendo un desempeño mejor al de sus competidores.

"Es positivo ya que muchos de sus competidores todavía están en territorio negativo", dijo Hottovy.

Las ventas y utilidades de McDonald's han sido por meses la envidia de la industria global de la comida rápida, lo que hace que la empresa sea castigada cuando los resultados no superan las expectativas.

El huracán Irene, que golpeó la costa este de Estados Unidos, habrían tenido un impacto mínimo en las ventas de McDonald's, dijo una portavoz de la empresa.