Berlín. Las ventas globales del Grupo Volkswagen han llegado al nivel más alto jamás registrado durante el primer semestre de un año, anunció hoy el fabricante de autos con sede en Wolfsburg.

     Volkswagen entregó más de 5,5 millones de vehículos a clientes entre enero y junio de 2018, 7,1% más con respecto al mismo periodo del año pasado. Las ventas crecieron en un 4,1% anualizado a un total de 958.600 vehículos en la mayor parte de junio.

     "Hemos logrado el mejor medio año en nuestra historia corporativa", dijo Fred Kappler, jefe de ventas de Volkswagen.

     Las cifras de ventas corporativas fueron publicadas el mismo día que los fiscales alemanes presentaron cargos detallados contra ejecutivos de la firma por el escándalo de emisiones de diésel.

  A pesar de la sólida actuación general en los seis primeros meses del año, Volkswagen advirtió hoy que las entregas podrían disminuir de nuevo en el segundo semestre de 2018 debido a que los nuevos cambios en la regulación causaron retrasos.

      Volkswagen pudo registrar mayores ventas en todas las grandes economías cubiertas por su red internacional de distribución. En China, el mercado individual más importante de la compañía, las ventas crecieron en 9,2% a un poco menos de 2 millones de vehículos durante el primer semestre de 2018. Las ventas brasileñas también se incrementaron significativamente en 22,6%, mientras que las entregas en Estados Unidos y Alemania subieron en 6,3 y 4,6%, respectivamente.

     Desglosadas por marca, las ventas de vehículo menos costosos como Skoda y Seat aumentaron más rápidamente en junio. En contraste, el fabricante de carros de lujo Audi experimentó un descenso de 3,8% en sus entregas.

     A pesar de la sólida actuación general en los seis primeros meses del año, Volkswagen advirtió hoy que las entregas podrían disminuir de nuevo en el segundo semestre de 2018 debido a que los nuevos cambios en la regulación causaron retrasos.

     Volkswagen emplea actualmente a más de 600.000 trabajadores en todo el mundo e incluye a las marcas Volkswagen, Audi, Porsche, Skoda, Seat, Bugatti, Lamborghini y Bentley, así como una unidad de producción de camiones. El grupo que cotiza en la bolsa logró ingresos brutos combinados superiores a 230.000 millones de euros (US$269.000 millones) en 2017.