Washington. Las ventas minoristas en Estados Unidos crecieron en marzo más de lo que se esperaba, lo que emitió una fuerte señal de que los consumidores tienen más confianza frente a la recuperación de la economía.

Las ventas minoristas ascendieron 1,6% en marzo, informó este miércoles el Departamento de Comercio.

La proyección de los economistas consultados por Dow Jones Newswires era, en promedio, de un ascenso de 1,3% para el mes pasado. El aumento de marzo fue el más alto en cuatro meses.

Las ventas crecieron en febrero 0,5%, frente a la estimación previa de un ascenso de 0,3%.

Las ventas de autos y piezas aumentaron 6,7%. Si se excluye el sector de los automóviles, las ventas aumentaron 0,6%, lo que coincidió con las expectativas de los economistas.

Los gastos del consumidor representan 70% del producto interno bruto del país.

Las ventas en estaciones de gasolina disminuyeron 0,4%.

Si se excluyen las ventas de autos y gasolina, las ventas ascendieron 0,7% en marzo, su tercer aumento consecutivo.

Las ventas en las tiendas de productos para la salud y el cuidado personal crecieron 0,2%, mientras que en los restaurantes y bares ascendieron 0,3%. Las tiendas de productos electrónicos y electrodomésticos disminuyeron 1,3%.

Las ventas del sector de suministros de jardinería y materiales de construcción ascendieron 3,1%, mientras que las ventas de alimentos y bebidas crecieron 0,2%, las de artículos deportivos, y para pasatiempos, libros y tiendas de música ascendieron 1%, y las de mercancías generales 0,6%.

Las ventas minoristas por correo y a través de Internet aumentaron 0,2%.

Las minoristas de muebles mostraron un ascenso en las ventas de 1,5%.

Precios al consumidor. Los precios al consumidor en Estados Unidos ascendieron levemente en marzo frente al mes previo, mientras que el índice que excluye los precios de los alimentos y la energía se mantuvo sin cambios, lo que otorga espacio a la Reserva Federal para mantener las tasas de interés en niveles mínimos récord.

El índice de precios al consumidor aumentó 0,1% el mes pasado, sobre una base ajustada por factores estacionales, informó el miércoles el Departamento de Trabajo, tras mantenerse sin cambios en febrero.

El índice básico -que excluye los alimentos y la energía- no registró variaciones el mes pasado, después de subir 0,1% en febrero.

Los economistas esperaban, en promedio, un incremento de 0,1% en el índice general y en el básico.

En relación a marzo de 2009, el IPC no ajustado por factores estacionales creció 2,3%, mientras que el índice básico subió 1,1% sobre una base anual, su menor incremento anual desde enero de 2004.

Según el informe, los precios de la energía se mantuvieron sin cambios en marzo, pero subieron 18,3% en los últimos 12 meses. El índice de los precios de la gasolina retrocedió 0,8% en marzo.

Por otra parte, los precios de los autos y camionetas usadas continuaron aumentando, al crecer 0,5% en marzo, mientras que el precio de los vehículos nuevos subió 0,1%.

La dependencia agregó que los precios de los alimentos ascendieron 0,2%.

Los precios en el sector del transporte cayeron 0,1%.