Sao Paulo. Las ventas brutas de la cadena minorista Carrefour Brasil subieron 6% interanual en el primer trimestre, a 12.290 millones de reales (US$3.600 millones), aunque nuevamente la fuerte deflación en los precios de los alimentos limitó las ganancias.

En un documento presentado al regulador, Carrefour Brasil SA dijo que sus ventas comparables, una medición sobre la facturación de tiendas abiertas por al menos 12 meses, subieron un 2,3% en el trimestre, incluyendo efectos de calendario.

Sin tomar en cuenta el efecto calendario, las ventas comparables se incrementaron a un ritmo más modesto de 0,4%.

Los resultados de Carrefour Brasil reflejan dos dinámicas contrastantes en el sector minorista de alimentos del país sudamericano. Las ventas en general están subiendo a medida que la economía repunta impulsada por la demanda de los consumidores, pero los precios de los alimentos siguen débiles.

En el primer trimestre, la deflación de precios de los alimentos se ubicó en un 4%, de acuerdo al gobierno brasileño.

Carrefour Brasil también destacó el crecimiento de su negocio de comercio online, un segmento cada vez más relevante para la compañía que reportó un ascenso de 103% en sus ventas en la comparación año a año.