La ganancia trimestral de Eli Lilly & Co cayó por las menores ventas de su medicamento contra la esquizofrenia Zyprexa, pero el resultado superó las previsiones de Wall Street gracias a las sólidas ventas del antidepresivo Cymbalta y a la demanda por los productos para animales.

La farmacéutica, que tiene su sede en Indianapolis, informó de que en el primer trimestre ganó US$1.010 millones, o 91 centavos por acción, lo que se compara con US$1.060 millones, o 95 centavos por título, del mismo período del año anterior, cuando la empresa asumió varios cargos por reestructuración e investigación.

Si se excluyen partidas extraordinarias, Lilly ganó 92 centavos por papel en el primer trimestre de 2012. Sobre esa base, los analistas esperaban un beneficio de 78 centavos por papel, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Las ventas globales de la empresa cayeron un 4% a US$5.600 millones, lo que superó las previsiones de US$5.360 millones de Wall Street.