Nueva York. Verizon Communications reportó el viernes una pérdida trimestral debido a un cargo extraordinario y a una caída de los ingresos, a pesar de que la firma sumó más clientes postpago de telefonía móvil que los estimados por los analistas.

Verizon anotó una pérdida neta de US$198 millones, o US$0,07 por acción, en el segundo trimestre, frente a una ganancia de US$1.480 millones, o US$0,52 por acción, en el mismo período del año pasado.

La firma dijo en junio que esperaba asumir un cargo significativo por despidos, como parte de los planes para reducir su fuerza laboral y achicar sus costos.

Excluyendo ítemes especiales como el cargo por despidos de US$2.300 millones, la firma anotó una ganancia por acción de US$0,58, lo que se compara con las estimaciones de los analistas de US$0,56, según Thomson Reuters.

Los ingresos operacionales cayeron un 0,3%, a US$26.770 millones, desde los US$26.860 millones de un año atrás.

Verizon Wireless, su alianza con Vodafone Group Plc, sumó 665.000 clientes de telefonía móvil postpagos, frente a una estimación promedio de 570.000 clientes, según un sondeo de Reuters entre ocho analistas.