Tegucigalpa, Honduras. Luego de transcurrir un período de espera y de pruebas durante varios meses, la firma Vetasa ingresó de manera oficial al sistema interconectado hondureño para generar 20 megavatios, informaron fuentes del sindicato de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE). El convenio tiene una duración de 20 años.

La estatal le adjudicó a mediados del gobierno del ex presidente Manuel Zelaya un contrato de Reparación, Operación y Mantenimiento (ROM) a la empresa Vehículos y Tractores (Vetasa).

El cometido fue reparar las plantas Alsthon y Sulzer con capacidad de generar entre ambas 55 megavatios. De manera reciente y extraoficial trascendió que la demanda de potencia superaba a la capacidad instalada de la ENEE durante las horas de mayor consumo del día y la noche. 

En ese sentido, autoridades de la estatal autorizaron a Vetasa a echar a andar las máquinas de manera continua durante 100 horas y luego proceder a generar energía de manera paulatina hasta completar un poco más de 20 megavatios.

El presidente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee), Miguel Aguilar, expresó que la potencia aportada por estas máquinas ya es contabilizada en el Sistema Interconectado Nacional. O sea que entró en vigencia este contrato de generación térmica después de dos años y medio del plazo contractual establecido.

“Como Stenee nos mantenemos vigilantes ante la cantidad de energía generada y despachada para garantizar que se realiza el pago debido”, indicó el sindicalista, quien reiteró que esta firma desmanteló otras máquinas pertenecientes a la ENEE para poder comenzar a cumplir con este convenio.

La ENEE adjudicó vía directa y luego de una declaratoria gubernamental de emergencia energética dos contratos de generación, el primero a Cechsa y el segundo a Vetasa en diciembre de 2007, por 150 y 55 megavatios de manera respectiva. Cechsa debería aportar esta potencia mediante la combustión de una planta de carbón a instalarse de manera tentativa en Trujillo, Colón.