La mayor productora y exportadora de vino del país, Concha y Toro, anunció inversiones por US$40 millones durante 2010. Dichas inversiones se concentrarán en incrementar la capacidad de bodegas y reparar las dañadas por el terremoto y expandirse a nuevas plantaciones en Chile y Argentina.

 La inversión de la empresa -la más baja de los últimos tres años, donde se destinaron cifras superiores a los US$60 millones anuales-irá acompañada de un potenciamiento del mercado asiático.

"Esa es la razón de la apertura de una oficina comercial en Singapur. El país es tremedamente grande. Pensamos que es un centro de negocios muy ágil", indicó Alfonso Larraín, presidente de la compañía ligada a la familia Guilisasti, al Diario Financiero.

De hecho, agregó que para promover más los vinos en esa región, viajará a Hong Kong en los próximos días.

Vinos de mayor valor. Por otro lado, dijo que el esfuerzo de la firma apunta a aumentar la venta de los vinos de mayor valor. Respecto a las expectativas de crecimiento de la viña ante un mejor panorama internacional, indicó que "es difícil hacer proyecciones. Pero confiamos en la fortaleza que tienen nuestras marcas. Y lo aprovecharemos".

Al respecto, Blanca Bustamante, encargada de la relación con inversionistas, agregó que no hay que olvidar la coyuntura del sismo, "por lo tanto, el acento de la compañía en el corto plazo no está en el crecimiento de volumen, sino en facturación".

Por ello, Larraín destacó la importancia de mejorar el mix de venta de pro ductos para "mejorar una facturación mayor".

Cabe señalar que Concha y Toro ya tiene participación en el mercado asiático, fundamentalmente China, Japón y Malasia. 

Efectos del terremoto. Representantes de la emnpresa también señalaron que producto del terremoto reciente que afectó a Chile, el 10% del inventario de la empresa se vió dañado (22,8 millones de litros) correspondiente fundamentalmente al segmento de vino a granel.

Se indicó que existen seguros comprometidos.