La firma de procesamiento de tarjetas de crédito Visa Inc. no ha podido realizar nuevos negocios en China desde hace casi un año, en medio de una disputa con China UnionPay, el monopolio de tarjetas de crédito respaldado por el estado, informó el jueves el diario Financial Times, citando personas con conocimiento de la situación.

Visa solicitó a UnionPay en el 2009 que deje de procesar transacciones internacionales para tarjetas de marca conjunta a través del sistema de pagos de UnionPay en lugar del de Visa, pero la compañía china ha rehusado hacerlo.

Desde que se hizo la demanda, UnionPay no ha considerado establecer líneas de negocios con Visa, dijeron fuentes del sector de tarjetas bancarias de China al FT.

Un representante de Visa dijo que "hemos estado en China por más de una década y tenemos un largo historial de trabajo con China UnionPay. Aunque continuamos expandiendo nuestro negocio de pagos internacionales, esperamos igual que todas las compañías participen en algún momento en el mercado de pagos interno". UnionPay declinó comentar, según el diario.

Visa, con sede en San Francisco, está al centro de un caso presentado el miércoles por el gobierno de Estados Unidos contra China ante la Organización Mundial de Comercio. Washington afirma que la insistencia de China UnionPay en usar sólo su propio sistema de procesamiento equivale a restricciones en el acceso al mercado que violan las normas comerciales.

China tiene 10 días para responder al pedido estadounidense de consultas con la OMC sobre el caso.