Río de Janeiro. Brasil se convertirá en 2035 en el sexto mayor productor mundial de petróleo, con una participación del 6,1% en el mercado global, afirmó hoy la presidenta de la petrolera estatal Petrobras, Maria das Graças Foster.

Graças Foster, quien hoy participó en un seminario organizado por el instituto de estudios económicos Fundacion Getúlio Vargas, dijo que la intención es ampliar la producción brasileña de petróleo a partir de 2020 hasta los 4,2 millones de barriles diarios.

Una vez allí, añadió, el crecimiento dependerá de temas económicos y del ritmo de licitaciones en el país.

"Verificamos un crecimiento bastante relevante, visto no sólo por Petrobras, como también por sus provisores. Y esto es importante para el desarrollo del país y de la economía" brasileña, aseguró la presidenta de la estatal.

Añadió que los cálculos de la compañía son muy parecidos a los que tienen organizaciones independientes e internacionales.

Según la funcionaria, "hay una indefinición en algunas cuestiones, especialmente las económicas, y en Brasil, el ritmo de licitaciones realizados por la ANP (Agencia Nacional del Petróleo) ya sea por el régimen compartido o por el de concesión".

La ejecutiva afirmó que casi 30% de las reservas probadas del país están en la zona del presal, en aguas profundas del océano Atlántico bajo una extensa capa de sal que puede llegar a los 2.000 metros.

Expuso que en áreas que todavía no tienen certificación, la exploración en alta profundidad puede ser responsable del 57% de nuevas reservas localizadas.

"Tenemos que tener nuestras reservas localizadas con índice de producción. Tenemos hoy el presal con el 27% de las reservas", dijo la ejecutiva.

Abundó en que "tenemos un volumen potencialmente recuperable, que en los próximos años se volverá en reservas probadas gradualmente: el 57% de lo que puede convertirse en una reserva probada, tiene origen en el presal".

En mayo, la zona del presal produjo 22% del total del crudo generado por Petrobras, con unos 470.000 barriles diarios, aunque la presidenta de la petrolera dijo que la intención es llegar a los 500.000 barriles diarios en breve.

"La producción en el presal desde 2010 creció diez veces. Hemos hechos interconexiones de tal forma que tengamos un crecimiento de la línea de producción", comentó.

Graças Foster destacó que Petrobras ha avanzado en los últimos años en la producción en la zona del presal y que no hay límites para la compañía.

"Petrobras tiene que volverse cada vez más competitiva y reducir sus costes", explicó sobre la mayor empresa de Brasil, que en el primer trimestre vio caer sus beneficios en un 30%.