Lima. El presidente de la República, Martín Vizcarra, anunció que la inversión minera en nuestro país permitirá la reactivación de la economía y servirá para asegurar ingresos para los sectores sociales, garantizando servicios como salud y educación.

Durante su discurso sobre el anunció del inicio de ejecución de Mina Justa, ubicado en la región Ica, explicó que esta inversión se suma al realizado hace mes y medio con el proyecto Quellaveco, que invertirá más de US$5.000 millones.

"Realmente es gratificante empezar la semana con esta noticia, una noticia que va en el camino que hemos trazado en nuestro país, de mejorar y reactivar nuestra economía. Una inversión en el sector minero que hoy se anuncia de US$1.600 millones es sumamente importante", afirmó.

El mandatario afirmó que el anuncio de Mina Justa, apoyado con capitales básicamente peruanos, generará el crecimiento de la economía, para dirigir los ingresos obtenidos a los sectores sociales, con la finalidad de mejorar la salud y la educación.

“Nosotros queremos las inversiones en minería, pero aquellas que respeten el medio ambiente y el área de influencia directa del proyecto; y este (Mina Justa) toma todos los cuidados para así hacerlo”, refirió Vizcarra.

Asimismo, señaló que este proyecto minero cumple todos los estándares ambientales y sociales que se exigen en el Perú.

“Nosotros queremos las inversiones en minería, pero aquellas que respeten el medio ambiente y el área de influencia directa del proyecto; y este (Mina Justa) toma todos los cuidados para así hacerlo”, refirió.

Además, precisó que en dos años Mina Justa estará produciendo cobre para el país, siendo en el último trimestre de 2020 que estará en plena producción, “lo que será significativos para el Perú”.

“Este tipo de inversiones son las que garantizan el presupuesto público, presupuesto que presentamos al Congreso que es descentralista y tiene una visión social y que se basa en las inversiones que garantizarán crecimiento del país”, añadió.

Por último, el jefe de Estado agradeció la confianza de los directivos de las empresas mineras en el Perú, donde, a pesar de los problemas es el país “que está en mejores condiciones en todo Latinoamérica”.