Berlín. El primer ministro ruso, Vladimir Putin, arremetió el viernes contra las leyes de la Unión Europea (UE) que apuntan a liberalizar el mercado energético del continente, diciendo que entorpecen la inversión y suponen un "robo".

Putin, en unas declaraciones durante una visita a Alemania, dijo que la UE debería consultar a Rusia cuando elabore una legislación tan importante.

La Unión Europea acordó en marzo 2009 liberalizar los mercados energéticos, dividiendo a las grandes empresas, y garantizando que los pequeños proveedores de gas puedan obtener libre acceso a la infraestructura europea y competir en igualdad de condiciones con las empresas dominantes.