Río de Janeiro. La multinacional del sector automotor Volkswagen anunció hoy que invertirá 2.000 millones de reales (unos 605 millones de dólares) para fabricar un nuevo vehículo en su fábrica en Curitiba (sur de Brasil), desde donde el modelo se exportará a América Latina y el Caribe.

El anuncio lo hizo el gobierno regional de Paraná, estado en el que la marca alemana tiene su fábrica en Brasil, en el municipio de Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba, la capital regional. El nuevo proyecto generará cerca de 700 empleos directos y hasta 4.000 puestos en la cadena productiva.

El nuevo modelo es el SUV compacto T-Cross, el primero de la categoría utilitaria que Volkswagen fabricará en Brasil y que debe estar en el mercado en la primera mitad de 2019.

"Este proyecto es fruto de un gran programa de incentivos (del gobierno) que ya posibilitó la atracción de 45.000 millones de reales (unos 13.636,3 millones de dólares) en inversiones de empresas nacionales e internacionales desde 2011", afirmó en la nota el gobernador de Paraná, Beto Richa.

La montadora alemana dispone de tres fábricas en Brasil. La de Sao José dos Pinhais opera desde 1999 y cuenta con 2.600 trabajadores. La planta está considerada una de las más modernas del grupo en el mundo, con una producción de más de 2,6 millones de vehículos desde el inicio de las operaciones. En ella se fabrican los modelos Fox, Golf, Audi A3 Sedan y Audi Q3.