Fráncfort. El grupo Volkswagen, al que pertenecen marcas como VW, Seat, Audi y Skoda, bajó en el primer trimestre del año el beneficio neto hasta 1.900 millones de euros, 39% menos que en los tres primeros meses de 2012, porque no tuvo el efecto positivo de las opciones sobre acciones de Porsche.

Volkswagen informó este lunes en un comunicado de que la ganancia operativa empeoró en el mismo periodo 28%, hasta 2.300 millones de euros.

El presidente del mayor fabricante automovilístico de Europa, Martin Winterkorn, dijo que con estas cifras "hemos comenzado de forma respetable el año. Los próximos meses serán todo menos fáciles".

La facturación se redujo entre enero y marzo 1%, hasta 46.600 millones de euros, y las entregas subieron 4,8%, hasta 2,3 millones de unidades.

"El entorno actual es un test de carga para todo el sector", según el presidente de Volkswagen.

La cifra operativa no incluye 1.200 millones de euros de su participación en el beneficio operativo de las sociedades de riesgo compartido chinas, cuyo resultado se refleja en el resultado financiero de Volkswagen.

El director de Finanzas, Dieter Pötsch, se mostró optimista y destacó que "Volkswagen tiene una atractiva paleta de productos, está presente en todas las regiones importantes, dispone de elevada fuerza inversora y tiene la necesaria sustancia financiera y solidez".

La ganancia operativa de la marca Volkswagen cayó hasta 590 millones de euros, 46% menos que en el primer trimestre de 2012, tras la reducción de las ventas del 2,4%, hasta 1,1 millones de vehículos.

La marca de lujo Audi redujo la ganancia operativa 7% hasta 1.300 millones de euros, después de que las ventas bajaran 2,9%, hasta 330.000 unidades.

La marca española Seat incrementó en el primer trimestre del año la pérdida operativa hasta 46 millones de euros, 59% más frente a los 29 millones de euros negativos en los mimos meses de 2012, pese al incremento de las ventas.

Seat subió las ventas en el primer trimestre 11,4%, hasta 111.000 unidades.

La marca de lujo Bentley, que en 2011 volvió a tener números negros, incrementó el beneficio operativo un 80%, hasta 27 millones de euros.

Las acciones de Volkswagen subían un 2%, hasta 151 euros, en la bolsa de Fráncfort, tras conocerse estos resultados.