Río de Janeiro. El fabricante alemán de automóviles Volkswagen dio vacaciones forzadas al 90% de sus trabajadores en la planta de Taubaté, estado de Sao Paulo, en el sureste de Brasil, informaron hoy fuentes sindicales.

Según el Sindicato de los Metalúrgicos de la ciudad, 4.000 de los 4.500 trabajadores entrarán en periodo de vacaciones del 30 de mayo al 18 de junio, con el objetivo de adecuar la producción a la nueva realidad del mercado, con una caída de las ventas debido a la recesión económica que vive Brasil.

El mercado automovilístico brasileño vive momentos delicados debido a la crisis económica del país, cuya economía se contrajo 3,8% en 2015, y se prevé que lo haga 3,88% este año, junto a un alza de la inflación, del desempleo y de la tasa de interés.

En 2015, las ventas de vehículos cayeron 26,5%, con un descenso de 27,9% en los primeros cuatro meses de este año.

La caída de las ventas obligó a las montadoras al anuncio de despidos masivos o vacaciones forzadas para adecuar la producción a la nueva demanda del mercado.

En los últimos 12 meses la industria automovilística de Brasil perdió 11.200 puestos de trabajo.