Madrid. El consorcio alemán Volkswagen tiene previsto invertir 785 millones de euros (US$1.000 millones) en los próximos cinco años en su planta del norte de España, anunció el miércoles la compañía.

"Gran parte de los 785 millones de inversión previstos para los próximos años irán destinados a preparar las instalaciones para la fabricación de las evoluciones del Polo actual y de su futuro sustituto", dijo la compañía en una nota de prensa.

La implantación de una nueva plataforma a partir de 2014 permitirá la fabricación de diferentes modelos y garantizará el futuro para la fábrica, agregó.

La planta de VW en la región de Navarra cuenta con una capacidad de producción de 1.400 coches al día y emplea a unos 4.600 personas.

Volkswagen es el tercer fabricante extranjero de coches instalado en España que -después de Renault y Ford- anuncia nuevas inversiones en su capacidad productiva en España.

En noviembre, Renault anunció 1.300 nuevas contrataciones para sus plantas en España y el mes anterior, Ford decidió cerrar su planta en Bélgica y trasladar la producción a España.

El gobierno español ha ligado en varias ocasiones las nuevas inversiones de Renault y Ford a la reforma laboral implantada en al año pasado y las medidas de flexibilidad que han contribuido a mejorar la competitividad de la industria española.

En el lado opuesto figura la planta de Nissan en Barcelona, cuya plantilla rechazó la semana pasada un plan de incremento de productividad y que según la compañía podría enfrentarse por ello "a un escenario de muerte lenta".