Sao Paulo. La filial brasileña del fabricante alemán de automóviles Volkswagen decidió este jueves llamar a revisión 193.620 unidades de sus modelos Novo Gol y Voyage.

La compañía dijo que la medida responde a un problema de lubricación en las ruedas que tienen algunas unidades.

Volkswagen señaló que el uso continuado el vehículo en estas condiciones puede terminar en un bloqueo o desprendimiento de las ruedas.

La firma lideró el mercado brasileño en 2009 con unas ventas de 627.915 vehículos, según la Asociación de Fabricantes de Vehículos de Motor.