Puebla, México. Trabajadores de la automotriz Volkswagen (VW) de México aceptaron un alza salarial de más de 6% con lo que se evitó el inicio de una huelga planeada para este miércoles que habría parado la producción diaria de 1.800 vehículos, dijo el sindicato de la compañía.

Los 10.800 trabajadores sindicalizados de la planta de la alemana VW en el central estado mexicano de Puebla tenían planeado detener sus labores este miércoles a las 11.00 hora local (1600 GMT), pero empresa y sindicato alcanzaron un acuerdo en la madrugada.

"Se llega a un acuerdo que es el 6,09% directo al salario y el 0,5% en prestaciones", dijo el secretario de prensa del sindicato de Volkswagen México, Arturo Monter, a trabajadores.

"Con lo anterior se conjura la huelga", agregó.

El sindicato demandaba inicialmente un aumento salarial del 8,5%, que después redujo al 7,6%. Hasta la noche de este martes, la empresa había presentado una propuesta de un alza del 3,8%, que los trabajadores rechazaron.

El aumento salarial obtenido por los trabajadores de VW México fue el más alto de los últimos años.

Volkswagen de México indicó que el aumento superaba el rango del sector, pero que había accedido a las demandas del sindicato como la única manera de evitar la huelga.

Volkswagen señaló en junio de este año que pretende producir 400.000 vehículos durante 2010 en su planta de Puebla, un incremento del 25% frente a 2009, cuando el sector se vio afectado por una contracción debido a la crisis económica mundial.

La planta de Puebla, la única que Volkswagen posee en Norteamérica, fabrica en exclusiva el New Beetle y otros modelos.

Un 85% de la producción de la planta son para exportación, principalmente a Estados Unidos, Canadá y Europa.

En 2009, los trabajadores de la planta de Puebla realizaron una huelga de cuatro días que terminó tras obtener un aumento salarial del 3%.

Con información de Reuters y Dow Jones.