El consorcio automovilístico alemán Volkswagen anunció este jueves que ofrecerá recomprar los vehículos diésel nuevos o usados que se adquieran desde el próximo 1 de abril hasta finales de 2018 en el caso de que las ciudades alemanas prohíban su circulación.

La denominada "garantía alemana", que afectará solo a las adquisiciones en ese país, tendrá una validez de tres años desde el momento de la compra, indicó el grupo en un comunicado.

Un tribunal alemán consideró el pasado 27 de febrero que las ciudades del país podrían prohibir la circulación de los vehículos diésel más contaminantes sin esperar a una ley nacional o a un posicionamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Ante la posibilidad de esas prohibiciones, Volkswagen ofrecerá recomprar los diésel afectados por las mismas a su valor de mercado en el momento de la venta, a cambio de que el cliente se comprometa a adquirir otro vehículo nuevo o usado que no esté sometido a restricciones a la circulación.