Chicago. El fabricante de autos alemán Volkswagen anunció hoy que retirará del mercado cerca de 281.000 vehículos en Estados Unidos por fallas en la bomba de combustible que podrían causar que los vehículos se detengan.

     Los modelos que serán retirados serán algunos Sedan de cuatro cilindros 2009-2016, Passat 2006-2010 y Passat Wagon, según documentos de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras.

     La falla en las bombas de combustible es causada por la interrupción del suministro de energía eléctrica a los módulos de control de la bomba, lo que hace que el motor se detenga. Además la bomba puede funcionar de manera constante, lo que agota la batería.

     Volkswagen indicó que por el momento no hay repuestos y que planea enviar un aviso por correo electrónico el 13 de octubre de este año. Una vez que las partes de reemplazo estén disponibles, los vendedores reemplazarán los módulos de la bomba de combustible de los vehículos afectados sin costo alguno.