Las ventas de Volkswagen disminuyeron 21,1% en Sudamérica durante los primeros seis meses de 2014 en comparación al año pasado y totalizaron 317.000 unidades comercializadas.

El reporte coincide con la grave crisis que transita el sector automotriz en Argentina. Como dato de rigor, se conoció en abril que la firma alemana tenía 15.000 automóviles 0 km sin vender tanto en su planta de General Pacheco como en sus concesionarias.

En Estados Unidos vendió 179.100 unidades durante el mismo período, cifra que representó una caída del 13,4% respecto a 2013, mientras que en Europa central y del este bajaron 4% hasta las 127.100 unidades. Sin embargo, la región occidental creció el 2,4% (864.100 vehículos) y en Alemania se mantuvo en 8% (285.700 unidades).

Por su parte, China vio un alza del 18,5% y alcanzó los 1,39 millones de autos vendidos.

Christian Klingler, director de Ventas de Volkswagen, destacó que la “situación en los mercados globales será desafiante en el segundo semestre y nos mantendrá de puntillas”.

En el aspecto global, la firma alemana vendió un total de 3,07 millones de vehículos, es decir, una suba del 3,8%, suficiente para quebrar por primera vez se la marca previa de 3 millones. El Golf, en todas sus versiones, fue el modelo con más éxito.