Hamburgo. Volkswagen cree que la actualización del hardware de los autos diésel antiguos no es viable a corto plazo, dijo este lunes una fuente de la empresa automovilística antes de una reunión del Gobierno alemán sobre el asunto.

La fuente, que decidió hablar bajo anonimato, dijo que los proveedores no están dispuestos a asumir esa responsabilidad y que los fabricantes de vehículos también se negaron a dar garantías sobre los cambios en el hardware.

Esta opinión se conoce en un momento en el que el Gobierno alemán y los fabricantes de autos intentan llegar a un acuerdo para que no se prohíba la circulación de vehículos diésel antiguos por las ciudades para mejorar la calidad del aire.

Los líderes de los partidos de la coalición gobernante en Alemania se reunirán este lunes para debatir el tema.