Sao Paulo. Volkswagen, la mayor automotriz europea, está negociando con las autoridades brasileñas la construcción de un fábrica de US$2.000 millones en el noreste del país, reportó el miércoles el diario Valor Economico, citando a fuentes con conocimiento de la situación.

Volkswagen, que tiene su sede en Wolfsburg en Alemania, y el estado brasileño de Pernambuco están finalizando los detalles del financiamiento del plan, dijo Valor.

La publicación afirma que la compañía quiere 2.000 millones de reales (US$1.120 millones) en un crédito a 30 años del banco estatal de desarrollo Bndes para sellar el acuerdo.

Es probable que se realice un anuncio sobre la inversión el 8 de noviembre, destaca Valor. El diario agrega que la nueva planta podría producir hasta 200.000 vehículos subcompactos al año.

El modelo que se está considerando para la fábrica es el subcompacto Up!, que fue presentado en una feria automotriz en Fráncfort este año, dijo Valor.

La noticia se conoce al mismo tiempo que el gobierno brasileño busca estimular la inversión en la industria para atajar un incremento en las importaciones de autos.

El mes pasado Brasil elevó un impuesto sobre los autos importados en un 30%, con el fin de alentar el suministro local de pieza y de proteger a la industria automotriz nacional de una avalancha de modelos importados de bajos precios.

Los llamados realizados a la oficina de prensa de la automotriz en Sao Paulo no fueron respondidos inmediatamente.