La automotriz sueca Volvo no volverá a desarrollar nuevas generaciones de vehículos con motor a diesel. La empresa decidió que todos sus nuevos modelos a partir del 2019 tendrán un concepto híbrido o eléctrico.

Así el nuevo sedán S60, que se develará al final de esta primavera, no tendrá versión con motor a diesel, con lo que la compañía reafirma el compromiso de Volvo Cars para consolidar un futuro más allá de los motores tradicionales de combustible.

Informó en comunicado que los nuevos modelos lanzados a partir del 2019 tendrán disponibles otras opciones, como mild hybrid de gasolina, híbridos enchufables o totalmente eléctricos.

“Esta es la estrategia más clara en la industria automotriz... Nuestro futuro es eléctrico, y no volveremos a desarrollar una nueva generación de motores diésel”, dijo el presidente y Director Ejecutivo de Volvo Cars, Håkan Samuelsson.

El directivo señaló que llegan a este objetivo teniendo automóviles con solo un motor de combustión interna, y ofreciendo versiones híbridas de gasolina como una opción de transición, a medida que se avance hacia la electrificación completa.

Volvo Cars reforzó su estrategia de electrificación, al ponerse como objetivo hacer el 50% de sus ventas de automóviles totalmente eléctricos para el año 2025.

Cabe destacar que el mes pasado, Volvo Cars reforzó su estrategia de electrificación, al ponerse como objetivo hacer el 50% de sus ventas de automóviles totalmente eléctricos para el año 2025.

El anuncio fue realizado en el Auto Show de Beijing 2018, posicionándolo como un fuerte jugador en China, el mercado más importante del mundo para los autos eléctricos.

El Nuevo S60 es un sedán mediano premium Deportivo, soportado en la plataforma SPA de Volvo (Plataforma de Arquitectura Escalable por sus siglas en inglés), la cual es base de los vehículos multipremiados de la compañía en la serie de 90s y 60s.

El Nuevo S60 estará disponible inicialmente con un motor Drive E tetracilíndrico de combustible, así como de dos opciones híbridas enchufables.

Las versions Mild hybrid estarán listas para el próximo año, en tanto que la producción del Nuevo S60 iniciará en el otoño en la nueva fábrica de Volvo Cars, a las afueras de Charleston, en Carolina del Sur.

La planta de Charleston será la única que manufacture el Nuevo S60, lo que significa que los Volvo S60 fabricados en Estados Unidos se venderán en el mercado norteamericano y en el extranjero, a través de exportaciones.