Buenos Aires. Miles de pasajeros estaban demorados este sábado en el mayor aeropuerto internacional de Argentina, por un conflicto gremial que causó la suspensión de decenas de vuelos de la estatal Aerolíneas Argentinas y de su filial Austral.

Pilotos de la línea de bandera habían iniciado una huelga tras un incidente entre trabajadores de distintos sindicatos el jueves, día en que comenzaron a operar en la aeroestación internacional los vuelos domésticos del Aeroparque Jorge Newbery, que permanecerá cerrado cerca de un mes por refacciones generales.

"La situación es caótica", dijo un pasajero demorado al canal de noticias TN.

En un intento por descompromir la situación, las compañías ofrecían el sábado a pasajeros la opción de cambiar sus pasajes por boletos de autobús para viajes domésticos, reportaron medios locales.

El Ministerio de Trabajo dictó el jueves la conciliación obligatoria, una medida que obliga a los sindicatos a levantar cualquier medida de fuerza durante la negociación para resolver una disputa.

Aerolíneas Argentinas y Austral dominan el mercado de cabotaje en el país sudamericano, donde compite con la filial local de la chilena Lan.