Luego de dos años consecutivos de fuertes pérdidas en la fortuna del magnate mexicano Carlos Slim, en el tercer trimestre del 2014 ésta registró un incremento de 274.915 millones de pesos (US$20.294 millones), es decir, 3.055 millones de pesos (US$225 millones) o 127,3 millones (US$9,3 millones) por hora durante dicho trimestre, de acuerdo con el Índice Slim, elaborado por la Unidad de Inteligencia de El Economista.

El incremento en la riqueza del empresario de 74 años es el más importante desde 2009 y fue sustentado en 85% por el avance en el valor de mercado de América Móvil; Grupo Carso aporto 9,2%, e Ideal, la estratégica y exitosa empresa de infraestructura, contribuyó con 6,5% en el incremento de la fortuna.

La contribución del resto de las empresas fue marginal e incluso negativa, como fueron los casos de la telefónica holandesa KPN y de Minera Frisco.

América Móvil, al librar mediante la venta de activos los efectos de la reforma en telecomunicaciones y con ello la aplicación de una regulación asimétrica, que implicaba ofrecer interconexión libre de cargo a competidores, se perfila ahora para participar con las nuevas reglas del juego, evento que fue bien visto por los inversionistas, quienes tras un prolongado periodo de sequía ahora ven los beneficios de la estrategia de achicamiento en el mercado mexicano y la diversificación en el de Europa.

En octubre venció el periodo de los 90 días de la oferta pública de América Móvil por Telekom Austria, con lo que el porcentaje de participación de AMX en la telefónica austriaca es de 59,7%, es decir, que a partir de julio de este año AMX consolida a Telekom Austria en sus estados financieros y también tiene responsabilidad directa en la operación de la telefónica europea.

En breve se verán las acciones concretas del que muy probablemente retomará el primer sitio en la lista de millonarios del orbe. Las definiciones más importantes en el mercado mexicano están por anunciarse, mientras que en Europa la mira sigue puesta en la holandesa KPN.

Aunque el magnate mexicano no es propietario del total de las acciones de las empresas que integran el Índice Slim, sí incide de manera importante en el diseño de la estrategia de inversión de las mismas. Es ya una referencia obligada de los negocios en México y el mundo.

5103