Puebla, Pue. Volkswagen de México podría invertir US$1.000 millones este año en los municipios de Coronango o Cuautlancingo para la expansión de su fábrica, lo que será definido en un plazo de seis meses.

Así lo comentó el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien agregó que hace una semana se reunió con Andreas Hinrichs, presidente del consejo ejecutivo de la empresa, para continuar con las pláticas que comenzaron hace un año.

Mencionó que han recibido apoyo de Ildefonso Guajardo, secretario de Economía federal, y de Francisco González, de ProMéxico, toda vez que el gobierno del estado ha presentado una serie de proyectos de infraestructura para ampliar el sector automotriz en Puebla en dichos municipios, donde se encuentra la armadora germana.

Por lo anterior, el mandatario poblano acotó que la empresa tiene un plazo de un semestre para tomar la decisión final.

En lo que va de la administración estatal, Volkswagen ha invertido US$750 millones en la producción del nuevo modelo Golf 7, que se inició en el 2014, proyecto sumado a la instalación de Audi en San José Chiapa, con US$1.300 millones.

Moreno Valle Rosas no dio más detalles sobre esa inversión y si sería para traer otro modelo a producirse exclusivamente en la entidad.

La administración local en funciones responsabilizó al gobierno anterior de no haber presentado una propuesta atractiva a la empresa alemana para que hubiera construido aquí su planta de motores, que implicó una inversión de US$500 millones, la cual se fue para Silao, Guanajuato.

El mandatario insistió en que deberán esperar a la decisión del consorcio alemán, ya que se han ofrecido las facilidades para aterrizar el capital. Sin embargo, es importante mencionar que desde semanas atrás se inició la tala de árboles en una de las secciones de la planta armadora, de acuerdo con información del ayuntamiento de Cuautlancingo.