Una corte sudafricana desestimó este viernes una apelación del gobierno y de sindicatos para dar marcha atrás con la aprobación de la venta de Massmart a Wal-Mart por US$2.400 millones, lo que pone fin a meses de incertidumbre acerca del estado del acuerdo.

El Tribunal de Apelaciones de Competencia rechazó la petición del gobierno de reexaminar el acuerdo, aunque resolvió que cerca de 500 empleados que fueron despedidos sean reincorporados.

El fallo probablemente sea considerado como una victoria para Wal-Mart Stores Inc en su plan de expandirse en el floreciente mercado africano.

"Finalmente prevaleció la lógica. Los interrogantes acerca de cuán abierta es Sudáfrica a la inversión seguirán ahí, pero este fallo es algo muy positivo para su imagen como destino de inversión para compañías extranjeras", dijo el gerente de fondos en Lentus Asset Management, Nic Norman-Smith, en Johannesburgo.

El Tribunal de Competencia, regulador antimonopolios de Sudáfrica, aprobó en mayo la oferta de Wal-Mart por un 51% de la cadena de tiendas de descuentos Massmart Holdings , con condiciones simbólicas.

Eso provocó que el gobierno y el principal sindicato de trabajadores de servicios, Saccawu, lanzaran apelaciones separadas.