Walmart, la mayor cadena de distribución minorista del mundo, anunció un beneficio neto de US$3.784 millones durante el primer trimestre de su año fiscal, un 1,1% más que hace un año.

La compañía con sede en Bentonville (Arkansas, EE.UU.) logró unos ingresos trimestrales de US$114.187 millones (1% más) y un beneficio por acción de 1,14 dólares, frente a los 1,09 del período febrero-abril de 2012, según detalló en un comunicado.

Sin embargo, estos datos quedaron parcialmente por debajo de lo previsto por los analistas financieros, que habían anticipado unos ingresos de US$116.420 millones y un beneficio por acción de 1,15 dólares.

La compañía explicó que registró un descenso del 1,4% en las ventas de las grandes superficies de la marca Walmart en Estados Unidos, mientras que hubo un incremento del 0,2% en los establecimientos "cash and carry" de la enseña Sam's Club.

Las ventas internacionales subieron un 2,9% hasta US$33.000 millones.

La empresa había advertido en febrero pasado de un estancamiento de sus ventas en EE.UU. debido al aumento de las retenciones fiscales sobre los salarios.

Para el trimestre actual, que concluye el 31 de julio, Walmart prevé un beneficio por acción de entre 1,22-1,27 dólares, ligeramente por debajo de los 1,29 que preveía Wall Street.

Tras presentar estos resultados, las acciones de Walmart bajaban un 1,35% en la bolsa de Wall Street.