Asunción. Ejecutivos de la empresa Capitalis, grupo inversor nacional responsable de la construcción del complejo del World Trade Center en Asunción, han revelado que en las últimos días de diciembre de 2011 cerraron nuevos tratos sobre el emprendimiento, culminando  el año viejo con una venta del 70% de lo que va a ser construido.

Las fuentes consultadas explicaron que eso equivale ya prácticamente a tres de las cuatro torres que van a ser levantadas en el predio que anteriormente ocupaba la mansión de Estela “Ñata” Legal (ex pareja del desaparecido dictador Alfredo Stroessner), sobre la avenida Aviadores del Chaco casi Santa Teresa, en las inmediaciones del Shopping del Sol y de  importantes hoteles de primera clase.

Los proyectistas habían anunciado en su momento que la obra va a requerir de una inversión de por lo menos US$ 50 millones, por lo que se calcula que con lo vendido hasta ahora ya se estaría cubriendo en gran parte ese costo de la construcción en sí, anticipándose también de esa forma el éxito financiero del proyecto.

Según las fuentes consultadas, otra de las satisfacciones que tienen los responsables del WTC  es la calidad de los compradores, pues la mayoría corresponde a un nivel de “inversores profesionales” del exterior.

Esto significa, agregaron, que no solamente se está vendiendo un edificio, sino que también entran el factor país y la seriedad que puedan tener los empresarios locales del WTC ante los ojos de los capitalistas extranjeros.

Cada torre del World Trade Center tendrá 20 pisos,  y terminar la obra llevará unos tres años. La palada inicial fue a finales de noviembre pasado y el movimiento de suelo comenzó de inmediato, generando incluso algunas quejas de los vecinos porque el tráfico de camiones que retiran la tierra es incesante en el lugar.

Reunión en Asunción. La gente de Capitalis había logrado el año pasado en Montevideo que le adjudicaran la celebración de una reunión regional del WTC en Asunción, pero debido a los compromisos asumidos con los compradores, que han superado todas las expectativas, se estudia la posibilidad de pedir la sede para el 2013 y ceder la del 2012.