El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) estima que más de 197 millones de empleos podrían perderse en el sector turístico si se mantienen las restricciones a los viajes en todo el mundo y las medidas de cuarentena hasta después de verano.

Según la última investigación del organismo mundial, en el peor de los casos, en el que las restricciones se levanten después del verano, se pondría en peligro un total de 197,5 millones de puestos de trabajo, lo que supone casi duplicar (+96%) los 100,8 millones de puestos de trabajo estimados en el análisis anterior del WTTC.

El estudio también muestra una fuerte escalada en la pérdida económica para la economía mundial, ya que estima que el impacto de las restricciones de viaje prolongadas también podría acabar con la contribución del sector al PIB mundial por valor de US$5.543 millones, lo que equivale a una caída del 62% respecto a 2019.

Además, según la organización, en el peor de los casos, las llegadas internacionales globales sufrirán un fuerte descenso del 73% y del 64% para las llegadas nacionales.

No obstante, desde la organización han avanzado que si las restricciones de viaje se eliminaran antes, se podrían salvar la 99,3 millones de puestos de trabajo y las pérdidas económicas alcanzarían los US$2.686 millones.

"La recuperación del sector se verá retrasada por las fuertes restricciones, tal como surge de uno de los períodos más castigados de su historia, además de las aerolíneas, todo el ecosistema de viajes sufrirá, incluyendo millones de pymes", ha asegurado Gloria Guevara, presidenta y consejera delegada del WTTC.

En este sentido, ha señalado que hoteles, destinos, agentes de viajes y otros serán "devastados" por el efecto dominó económico de las prolongadas restricciones a la circulación.