Pekín. La fabricante china de móviles Xiaomi, que consiguió auparse el año pasado al tercer lugar mundial en la venta de smartphones y se convirtió en la start up de más valor de mercado del mundo, triplicó sus ventas en 2014, hasta los 61,12 millones de smartphones, informó la agencia oficial Xinhua.

Según informó este domingo el consejero delegado de la firma, Lei Jun, en un comunicado a sus empleados, Xiaomi logró con esa cifra aumentar 227% sus ventas de 2014 con respecto a las de 2013, hasta situarlas en los 74.300 millones de yuanes (US$12.000 millones).

La firma, cuyo nombre significa "pequeño trigo", fue fundada en 2010 por Lei y un grupo de sus amigos en Zhongguancun, el distrito tecnológico de Pekín, y el primer móvil de la firma salió a la venta en agosto de 2011.

Amparada en bajos precios, publicidad casi exclusivamente a través de internet y buenas críticas a sus productos por parte de los "gurús" del sector, Xiaomi ha pasado de ser una perfecta desconocida a hacer sombra ya a las grandes firmas de teléfonos inteligentes, como la estadounidense Apple o la surcoreana Samsung.

La cifra de ventas de Xiaomi se ha publicado poco después de que una de sus rivales en China, Huawei, informara de que en 2014 logró aumentar sus ventas 15% hasta los US$46.000 millones.

Esas ventas no sólo incluyen móviles, aunque ése fue uno de los subsectores de la empresa en los que creció más, ya que vendió 75 millones de smartphones en el pasado ejercicio, un aumento interanual del 40%.

De confirmase la cifra de Huawei, por ahora calculada en un estudio preliminar, la multinacional, líder mundial en fabricación general de equipos para telecomunicaciones (terminales, modems, servidores...) podría disputar a Xiaomi el tercer lugar en la lista mundial de ventas.