YPF lanzará en el yacimiento de Loma de la Lata una prueba piloto de exploración por US$10 millones, que consiste en la perforación del primer pozo de gas no convencional, o shale gas, como se denomina a las reservas que podrían estar alojadas en rocas que contienen minerales.

La búsqueda de nuevas reservas apunta no sólo a mejorar el balance de YPF (el valor de una compañía petrolera se establece, principalmente, por la cantidad de reservas comprobadas de que dispone) sino que se produce en un momento de una fuerte caída en las reservas de petróleo y gas del país, de acuerdo a Clarín.

En ese sentido, un informe del Instituto Argentino de Energía General Mosconi consignaba a fines de 2009 que las reservas de petróleo habían caído en 12 meses un 3,7% y las de gas un 9,8%. El nivel general de reservas, según el instituto, se ubica en el punto más bajo de los últimos 30 años.

El proceso. Fuentes de YPF señalaron que eligieron trabajar sobre un bloque rocoso de Loma de la Lata por las óptimas condiciones geológicas para iniciar el proyecto, que requiere de una compleja tecnología: consiste en perforar un pozo de 1.500 metros de profundidad, al cual se le inyectará una mezcla de agua y arena a tal nivel de presión que logre fracturar la roca arcillosa.

Una operación exitosa debería generar múltiples “microfracturas asociadas” en la roca, de manera que permitan que el gas contenido en los poros de la roca suba a la superficie.

En cuanto a las posibilidades concretas de que el shale se transforme en una fuente energética, el antecedente son los yacimientos de Estados Unidos, con 26% de la extracción gasífera.

En Argentina, sin embargo, una operación exitosa requeriría de reservas lo suficientemente abundantes como para poder perforar miles de pozos, geográficamente concentrados.

Un simple indicador de costos es revelador de cuánto más cara es esta tecnología: mientras la perforación de un pozo gasífero convencional requiere entre 10 y 12 containers de agua, la tarea de romper los shale requiere de 50 containers por pozo.

“Hoy estamos exclusivamente concentrados en este tipo de exploración, nueva en la región. Ya habrá tiempo de hablar de costos y tarifas, si es que hallamos lo que buscamos”, agregaron en YPF.