Buenos Aires. La compañía petrolera argentina YPF quiere elevar en US$2.000 millones su programa de emisión de deuda de mediano plazo, dijo este miércoles la petrolera en su búsqueda de fondos para financiar un ambicioso plan estratégico que frene la caída de su producción de hidrocarburos.

La firma, recientemente nacionalizada, dijo en una nota al regulador bursátil que propondrá a una junta de accionistas el 13 de septiembre la ampliación de su programa de obligaciones negociables a US$3.000 millones desde US$1.000 millones.

YPF había anunciado la semana pasada que busca colocar deuda en el mercado local por US$760 millones dentro de ese programa, aprobado en junio del 2008.

El Gobierno argentino expropió en mayo el 51% de YPF, que hasta entonces estaba en manos de la española Repsol, acusando a la empresa de no realizar inversiones suficientes para detener la caída de la producción de gas y petróleo, que obligan al país a realizar millonarias importaciones.

La empresa adelantó que necesitará US$7.000 millones por año para aumentar 26% su producción de crudo y gas para el 2017.

Gran parte de esos fondos se destinarán al desarrollo del campo Vaca Muerta, que podría albergar una de las mayores reservas de hidrocarburos no convencionales del mundo.

Analistas han dicho que los controles de precios energéticos oficiales y el mal clima de negocios en el país debido al intervencionismo del Gobierno sobre la economía desalientan a que las grandes petroleras internacionales se asocien con YPF.

La compañía argentina recompró a inicios de julio pasado su bono global 2028 con cupón del 10%, el único título que le quedaba emitido en el extranjero.

El Gobierno argentino no se ha fondeado en los mercados internacionales de capitales desde su cesación del pagos en el 2001/2002, lo que ha dificultado las emisiones de deuda externa de las compañías privadas del país sudamericano.

La administración de la presidente peronista, Cristina Fernández, cubre mayormente sus necesidades de financiamiento utilizando reservas del Banco Central y recursos del fondo estatal de pensiones, la Anses.

Fuentes del mercado bancario argentino dijeron que la Anses también podría suscribir bonos de YPF.

En mayo, la petrolera venezolana PDVSA colocó títulos de largo plazo por US$3.000 millones de dólares con un cupón de 9,75% entre el Banco Central y otros bancos estatales.