La Paz. YPF SA incursionará en las áreas Capiguazuti (Chuquisaca) y Río Salado (Tarija) en Bolivia, ubicadas en la zona tradicional de exploración y explotación. También realizará estudios en Yuchán, un área no tradicional ubicada en Tarija.

La expectativa de YPF, que por primera vez realiza tareas de prospección petrolera en Bolivia, es concluir favorablemente con estos convenios de estudio dentro de los plazos convenidos.

En tanto, la compañía brasileña Petrobras realizará estudios de evaluación del potencial hidrocarburífero en las áreas Astillero y Sunchal, ubicadas en la zona tradicional. Asimismo, realizará estudios en el área no tradicional de San Telmo. Todas estas áreas de intervención se encuentran en el departamento de Tarija.

Tras la suscripción de los convenios, el presidente de YPFB Corporación, Carlos Villegas Quiroga, dijo que la llegada de YPF de Argentina y el compromiso de Petrobras de seguir invirtiendo en el país “es significativo e importante” para la petrolera estatal.

“Esperamos que las tres áreas que se les está entregando a cada una de las empresas: dos áreas en zona tradicional y una en zona no tradicional verdaderamente tengan resultados favorables en los estudios que realizarán”, destacó.

A su vez, el director de Nuevas Áreas de YPF, Alejandro Jotayán, dijo que el acuerdo con Bolivia “es un hito” para YPF, que está volviendo a “internacionalizarse”.

“Nuestra expectativa es concluir estos convenios de estudio dentro de los plazos mencionados y poder al final de ellos proponer un plan de trabajo que inicie un contrato de exploración y producción”, manifestó el ejecutivo. El presidente de Petrobras Bolivia, Claudio Castejón, señaló por su parte que la intención de la petrolera estatal brasileña “es seguir haciendo inversiones en el país”.

Mercados para el gas boliviano. Bolivia produce un promedio de 45 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas natural. De este volumen, aproximadamente 30 millones se destinan al mercado brasileño, 7 millones a Argentina y el resto para su consumo interno. Se prevé para este año un incremento de 4 a 5 MMmcd.