Buenos Aires. La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino tras la expropiación del 51% de las acciones al grupo español Repsol, firmó este miércoles un acuerdo con Chevron para la explotación de hidrocarburos no convencionales en Argentina.

El acuerdo, que fue firmado en Houston (EE.UU.) y transmitido por videoconferencia a Buenos Aires, incluye los términos y condiciones para la explotación conjunta de las áreas de Loma La Lata Norte y Loma Campana, en el yacimiento de hidrocarburos no convencionales Vaca Muerta en el suroeste de Argentina.

El convenio, que prevé una etapa piloto de perforación de cien pozos, con una inversión de US$1.000 millones, fue rubricado por el presidente de YPF, Miguel Galuccio, y el presidente para Latinoamérica y África de Chevron, Ali Moshiri.

Ambas empresas se tomarán una período de cuatro meses para terminar de definir los pasos de ejecución del proyecto para luego comenzar "de inmediato" con la perforación de los pozos para "shale oil" (petróleo no convencional) en una superficie de 290 kilómetros cuadrados.

En rueda de prensa, Galuccio indicó que el objetivo final del acuerdo, tras la ejecución de la etapa piloto, será el desarrollo completo de las dos áreas, con la perforación de entre 1.500 y 2.000 pozos y una inversión que podría ascender a US$15.000 millones.

YPF está bajo control del Estado argentino desde mayo pasado, después de que el Parlamento argentino aprobara una ley para expropiar el 51% de las acciones a Repsol, que mantiene una participación del 12% en la mayor productora de hidrocarburos de Argentina.