Buenos Aires. La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino tras la expropiación del 51% de sus acciones a la española Repsol, abrió este martes la suscripción para una nueva emisión de obligaciones negociables destinada a pequeños inversores.

La suscripción, que estará vigente hasta el próximo viernes, es por un monto de hasta 100 millones de pesos (US$20 millones) y ampliable a 300 millones de pesos (US$60 millones).

El denominado "Bono YPF", que un pequeño inversor podrá adquirir mediante su banco, tendrá vencimiento a un año y una tasa de rendimiento del 19% anual.

La petrolera dijo en un comunicado que con esta emisión busca "darle valor a los ahorros de los argentinos, con una herramienta de inversión asociada a la economía real con requisitos mínimos de suscripción".

La mayor productora de hidrocarburos de Argentina ya había realizado una primera colocación de estos títulos en diciembre pasado, cuando recibió una fuerte demanda de estos papeles por parte de los inversores locales.

Los montos de colocación podrán ser a partir de los 1.000 pesos (US$200) por inversor y hasta un máximo de 250.000 pesos (US$50.000).

El "Bono YPF" pagará intereses mensualmente y, al momento de su vencimiento, el tenedor recibirá el capital invertido.

La petrolera aprobó en septiembre pasado un programa global de obligaciones negociables por US$3.000 millones, dentro del cual se inscriben los "Bonos YPF".

YPF, que ha anunciado un plan de inversiones por unos US$7.000 millones para 2013-2017, está bajo control del Estado argentino desde mayo pasado, después de que el Parlamento aprobara una ley para expropiar el 51% de las acciones a Repsol, que mantiene una participación del 12% en la petrolera.