Buenos Aires. La petrolera argentina YPF no espera anunciar en el corto plazo acuerdos significativos de emprendimientos con otras firmas en la gigantesca formación no convencional Vaca Muerta debido al bajo precio del crudo y la incertidumbre económica, dijo el jueves el gerente de finanzas de la compañía, Daniel González.

Argentina necesita unos US$200.000 millones para desarrollar Vaca Muerta, una formación en la provincia de Neuquén que podría albergar una de las mayores reservas de hidrocarburos no convencionales del mundo.

Hasta el momento, el acuerdo más importante firmado por YPF fue con la estadounidense Chevron, con la que ha invertido unos US$3.000 millones para el desarrollo de Loma Campana, su principal yacimiento no convencional en la promisoria formación.

"No esperaría ningún pronto anuncio sobre un significativo 'joint venture'", dijo González en una conferencia con inversores.

"Está claro que es un tiempo en el que probablemente no es una buena idea para las empresas de gas y petróleo salir a buscar socios", agregó el ejecutivo.

González explicó que factores como la caída del precio internacional del barril y las condiciones macroeconómicas globales y locales afectan la llegada de nuevas inversiones.

Los precios internacionales del crudo vienen cayendo persistentemente desde junio del 2014, cuando se negociaban por encima de los US$100, y eso ha motivado que las petroleras paralizaran inversiones y bajaran su nivel de actividad. El jueves los precios estaban por debajo de los US$50.

"El precio internacional es un factor importante y por supuesto el ambiente macro acá y en otras partes es importante. Considerando el momento de Argentina, tan cercano a una elección presidencial, creo que lo político también juega un rol", agregó.

YPF, nacionalizada en el 2012 cuando el Gobierno expropió la mayoritaria accionaria de la española Repsol en la compañía, dijo el miércoles que sus ganancias crecieron un 50,5% en el segundo trimestre respecto al mismo período del 2014.

La petrolera argentina se ha beneficiado de la política de precios de la presidenta Cristina Fernández, quien mantiene los valores locales del crudo en alrededor de US$77 por barril, por encima del valor internacional, para evitar una paralización de la actividad local y despidos.

Consultado acerca de las perspectivas de precios locales para el próximo año, cuando gobierne un nuevo presidente que será electo en los comicios generales de octubre, González dijo que es "optimista" en que los precios locales se mantendrán.