La petrolera argentina YPF anunció que puso en funcionamiento un gasoducto de 55 kilómetros de extensión para transportar la producción del yacimiento de Rincón de Mangrullo, lo que demandó una inversión de US$75 millones.

"El inicio de sus operaciones representa un hito muy importante para el país", afirmó el presidente de YPF, Miguel Galuccio, quien aseguró que la obra se hizo "en tiempo récord, menos de ocho meses, para que Argentina disponga del gas incremental durante este invierno".

La obra de infraestructura, una de las más relevantes del último año en Neuquén, forma parte del proyecto que YPF desarrolla en Rincón del Mangrullo en asociación con la Petrolera Pampa.

La iniciativa prevé una inversión total de US$400 millones y una producción sostenida de casi 3.000.000 m3/d con 90 pozos productores; mientras que en 2014 se planean perforar 32 pozos a la formación Mulichinco, con una inversión cercana a los US$193 millones, de los cuales ya se han invertido US$112 millones.

La nueva obra permitirá incrementar la inyección de gas en 1.000.000 m3/d del yacimiento Rincón del Mangrullo y posibilitará tanto a YPF como otras operadoras desarrollar proyectos gasíferos, que sin este transporte no sería posible.

En el área Rincón de Mangrullo, ubicada en el centro-este neuquino, YPF tiene una concesión de 183 km2 y por sus características geológicas presenta gas en arenas compactas (tight-gas), informó la petrolera en un comunicado.

"Tras dos años de gestión, se dio vuelta el perfil productivo de hidrocarburos en Neuquén y se triplicó la actividad, con 35 equipos activos durante el primer trimestre de 2014 en la provincia y más de 80 pozos perforados, lo que significa más trabajo para los neuquinos", agregó Galuccio.

En ese sentido, el ejecutivo concluyó que "en 2013 el nivel de empleo de YPF superó los 10.000 trabajadores entre directos e indirectos".

YPF se consolida como el principal operador de Neuquén, con 56% de la producción total de petróleo de la provincia y 42% del gas.