Buenos Aires. La petrolera argentina YPF, filial local de la española Repsol YPF, construirá una planta de gas natural licuado a casi una hora de distancia al norte de la capital, señalaron el miércoles funcionarios familiarizados con los planes.

La construcción de la planta de GNL tendrá un costo cercano a los US$150 millones y será financiada en partes iguales por YPF y la energética estatal Enarsa.

Un funcionario de gobierno señaló que la planta ayudará a garantizar un mejor abastecimiento de gas en la capital y sus alrededores, donde existe una mayor demanda.

La confirmación de la construcción de la planta, que se concluirá dentro de un año, surge en momentos en que la administración de Cristina Fernández anunció el miércoles que racionalizará el abastecimiento de gas natural a firmas manufactureras debido a la escasez de suministro.

El gobierno habitualmente raciona el gas a las firmas industriales durante el invierno, cuando la demanda por lo general supera la oferta.

Argentina ya obtiene GNL de un barco de regasificación ubicado en el puerto de Bahía Blanca en la provincia de Buenos Aires. Esa embarcación es operada por Excelerate Energy, firma con sede en Houston, e importa GNL desde Trinidad y Tobago.

Obtener GNL tan cerca de Buenos Aires facilitará la regulación del nivel preciso y oferta de gas natural en la ciudad. En el Gran Buenos Aires viven 12 millones de personas, o casi un tercio de la población total de Argentina.