La Paz. YPFB Corporación está a un paso de adjudicar tres nuevas áreas de exploración a la transnacional Petrobras. La empresa tendrá seis meses para realizar el análisis de los campos antes de suscribir el contrato de servicios para la explotación de áreas reservadas.

Así lo informó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, a tiempo de señalar que la operadora explora “por el momento” el campo Ingre (Santa Cruz).

“Estamos firmando con Petrobras un convenio de estudio para la exploración de tres áreas que ya están seleccionadas”. La empresa “ha tomado la decisión de quedarse en Bolivia y en consecuencia quiere entrar a nuevos proyectos exploratorios”, aseguró Villegas en declaraciones a Erbol.

El 15 de noviembre del 2009, las pruebas de productividad realizadas por Petrobras en el pozo IGE X-1 del campo Ingre arrojaron resultados negativos, porque el agua invadió el mismo a una profundidad de 5.000 metros, descartando así la presencia de gas.

Antes de conocer los resultados, se adelantaba que el IGE X-1 podría estar ubicado en un megacampo gasífero con una reserva estimada de entre 3 y 5 trillones de pies cúbicos (TCF). La empresa invirtió $us 43,5 millones en la perforación del pozo.

Luego de que Petrobras “envíe su documentación firmaremos el convenio de estudio. La empresa tiene seis meses para realizar el análisis (de las áreas), en base a la información que nosotros le proporcionemos e inmediatamente discutiremos la suscripción del contrato de servicio para la exploración y explotación de áreas reservadas”, explicó Villegas.

Además de Ingre, la empresa brasileña opera en los bloques Monteagudo (Chuquisaca) y Río Hondo (norte de La Paz), así como en los campos tarijeños San Alberto y San Antonio, los cuales proveen aproximadamente el 60% de la producción de gas natural.