La Paz. El plan de inversiones 2010-2015 de YPFB Corporación requiere de "US$8.000 millones” para todos sus proyectos, pero la entidad sólo puede asegurar recursos por un valor de US$4.500 millones. Ante esta situación, la petrolera prepara una estrategia que financie el déficit de capital.

El 2010, los recursos de la empresa llegaron a US$1.254 millones provenientes de participación en contratos de operación (US$300 millones), exportación de petróleo reconstituido (US$100 millones), crédito del Banco Central de Bolivia (US$700 millones) Tesoro General de la Nación (US$70 millones) y otros (US$20 millones).

“El 2011, el financiamiento está asegurado, pero del 2012 al 2015 tenemos que tomar precauciones. Estamos trabajando en la definición de una estrategia de financiamiento de toda la Corporación (...). Por el momento, hay que buscar unos US$3.500 millones que es lo que nos hace falta”, informó a La Razón el presidente ejecutivo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Corporación, Carlos Villegas.

Según el plan, la inversión global en el sector ascenderá a US$11.292 millones, de los cuales “US$ 8.000 millones” serán financiados por la petrolera estatal, precisó. La empresa tiene como objetivo incrementar la demanda potencial de gas natural a más de 100 millones de metros cúbicos día (MMmcd) y una proyección de demanda de crudo que alcanzaría los 120.000 barriles día de petróleo.

Para viabilizar estos objetivos, YPFB Corporación cuenta con ocho empresas subsidiarias: Andina, Chaco, Petroandina, Refinación, Transporte, Logística, Aviación y Gas Trans Boliviano, detalló Villegas.

“La principal fuente de financiamiento de las empresas subsidiarias es la reinversión de las utilidades”, explicó el ejecutivo. No obstante, también se financian a través de la emisión de bonos y el contrato de créditos con organismos multilaterales.

“Otra fuente es el crédito del Banco Central que recibió la Casa Matriz y transfiere a algunas empresas —dependiendo de su nivel de financiamiento— recursos para asegurar proyectos. Es el caso de los recursos otorgados a YPFB Transporte para la construcción del Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA)”, manifestó.

Ante esta situación, dijo, YPFB Corporación inició la conformación de un equipo (liderado por la gerencia de finanzas) que genere una estrategia de financiamiento en base al plan de inversiones y al financiamiento que se obtiene de las fuentes mencionadas.

“La estrategia coordina todas las fuentes de financiamiento y prevé, especialmente, cualquier contingencia que se podría presentar particularmente a partir del 2011”. Empero, “si la empresa cumple con el pago del crédito del Banco Central, seguramente vamos a poder acceder a nuevos créditos”, expresó el ejecutivo.