La Paz. El responsable de Exploración de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Chaco, Eloy Martínez, informó este miércoles que esa subsidiaria de la estatal petrolera concluyó el 11 de octubre, el proyecto sísmica 3D Chimoré y dijo que se calcula un potencial de 1 Trillón de Pies Cúbicos (TCF, por sus siglas en ingles) de gas.

"Pensamos que podríamos estar acercándonos a 1 TCF 1 Trillón de Pies Cúbicos como recurso en el caso o en el escenario más positivo", indicó en rueda de prensa.

Explicó que el cálculo de gas está sujeto a confirmación, luego de la etapa de interpretación de los datos y la perforación de pozos exploratorios.

Asimismo, indicó que el proyecto de sísmica 3D Chimoré forma parte del Plan Quinquenal de Inversiones de Exploración y Desarrollo de YPFB Chaco y fue ejecutado por la empresa SA Exploration (SAE), cuyo contrato se suscribió el 12 de enero de 2012 por US$32,7 millones.

Por su parte, el gerente de YPFB Chaco, Carlos Martínez, explicó que el proyecto sísmica 3D  que demandó el trabajo de 1.200 personas durante 300 días calendario, se realizó con el objetivo de permitir conocer probabilidades de áreas para implementar nuevos yacimientos de gas y petróleo.

"El trabajo de gran envergadura, un trabajo que demandó 1.200 personas durante 300 días de trabajo. El objetivo de esta campaña efectuada con expertos internacionales y nacionales, fue permitir conocer probabilidades de áreas para implementar nuevos yacimientos de gas y petróleo", señaló.

Además, dijo que el proyecto cubrió un área de 388 kilómetros cuadrados y dijo que para el registro sísmico se perforaron 10.100 pozos de nueve metros de profundidad, que fueron cargados con 4 kilogramos de explosivos sísmicos cada uno.

Según YPFB, la operación de campo de la sísmica 3D Chimoré es la primera fase del proyecto y continúa con el procesamiento de los datos obtenidos que se realiza en laboratorios de empresas especializadas de Buenos Aires o Houston, debido a que en el país no hay empresas en este rubro.

La tercera fase tiene que ver con la interpretación de los datos que es la que genera los resultados finales que se pueden concretar en proyectos de perforación de uno o varios pozos exploratorios.

El área de exploración se encuentra entre los municipios de Entre Ríos y Puerto Villarroel, provincia Carrasco del Departamento de Cochabamba e incluye los campos Bulo Bulo, Carrasco, Katari y Kanata así como las áreas de exploración Chimoré I, Isarsama y San Miguel.